martes, enero 15, 2008

La tercera dimensión (o la importancia de las dos proyecciones)

Se presenta en la consulta un perro con cistitis hemorrágica, esto es, con sangre en la orina.
Dentro del protocolo normal de diagnóstico se le realiza una radiografía en proyección latero-lateral. Ésta:

En ella pueden apreciarse las vértebras, las asas intestinales parcialmente llenas de gas...y un bonito cuerpo extraño radio-opaco (blanco), con forma de volante de badminton, a la altura de la vejiga de la orina.
¿Tenemos diagnóstico?

No, obviamente no. No hay que olvidar que la radiografía es una proyección en dos dimensiones de un cuerpo tridimensional, y que el color blanco que podemos ver en un punto determinado es una suma de la radio-opacidad de todas las capas de tejido que atraviesa el haz de rayos que incide sobre ese punto de la placa.
Los propietarios se quejan por el precio de las radiografías, pero ¿Qué hubiéramos deducido del caso sin ésta segunda proyección (dorso-ventral)?:


El cuerpo extraño (que por cierto es un proyectil de plomo procedente de la escopeta de un vecino poco amante de los animales) no estaba alojado en la vejiga como podía parecer, sino bajo la piel. Y la hematuria no tenía nada que ver con él. Qué cosas ¿eh?.

(Gracias a Víctor por la cesión desinteresada del material gráfico de esta entrada)

7 comentarios:

pipistrellum dijo...

En lo primero que habia pensado era en un balín de carabina. Aunque los que yo conozco tiene forma de diabolo.
Por cierto, tambien los hay venenosos, para matar nidos de procesionaria del pino y como le des a una persona la puedes matar. No se cuanto tiempo hay para llevarlo al hospital.

Tambien en un alfil de ajedrez, pero no habia caido que el plastico o similar no seria tan blanco.

Espero que le caiga por lo menos una buena multa al vecino, por maltrato animal y (supongo que tienen jardin) contaminar el jardin del vecino con plomo.

Hace tiempo he descubierto un blog de otro veterinario muy bueno, seguro que te gusta.

http://alimanasyvermes.blogspot.com/

Lynx dijo...

Muy interesante el post, Ñita.
Y sobre el precio de las radiografías, hay profesores que nos dicen que hagamos cuantas más mejor... para ganar más.

P.D.: Pip, me alegra leerte :D

Illuminatus dijo...

Lo primero en lo que pensé fue en el balín de armas de aire comprimido. Imagino que el perro no sería muy grande y por eso en un primer momento la descripción me descolocó un poco. Espero que el tipejo que le perdigoneó reciba un "recadito" por cabrón.

Dylan dijo...

Ains, me quedan unos días para el examen de Radio, ¿algún consejo en particular? me salen los "mili" y los "kilo" por las orejas. jaja:P

mondomedico dijo...

Cuando vi la primera radiografía, lo primero que pensé fue "necesitaría ver otra para aclararme". En las prácticas nos insisten mucho en tener dos proyecciones para evitar fallos tontos, porque las apariencias pueden engañar muchísimo, una radiografía es una imagen 2D y el cuerpo es 3D :)
Menudo vecino, los hay verdaderamente cafres...

nach dijo...

Ñita!! dónde estás? Esto ya no mola tanto, desde que no escribes nada nada...

Hamletmaschine dijo...

Este blog es super interesante, recién llegué, pero lo voy a recorrer todo. Y a vincularlo, de inmediato.

Por favor no abandones esto.


Saludos admirados.