jueves, marzo 16, 2006

De gallinas, zorros, periquitos y aprendizaje (2)

Ayer deciamos que no podiamos generalizar en términos de aprendizaje con "todas las aves", como tampoco podíamos hacerlo con "todos los mamíferos". Concretemos un poco mas.
En función del comportamiento de sus crias, podemos dividir a las aves en dos grandes grupos: Por un lado estarían las nidífugas (patos, gallinas, pavos, avestruces...) en las cuales los pollos salen del huevo ya con un cierto emplumamiento, y son capaces de seguir a su madre, abandonando el nido. Por otro lado, tendíamos las nidícolas (canarios, rapaces, loros) que nacen totalmente desnudas y ciegas, y pasan los primeros dias de su vida en el nido, siendo alimentados por sus padres.
No es muy dificil deducir que en las primeras el proceso de impronta tendrá una mayor importancia, ya que les resulta muy necesario para alimentarse saber quien es su madre. En estas especies, los pollos ya se alimentan por si mismos desde edad muy temprana. Hasta cierto punto son mas parecidos a los reptiles, cuyas crias son autosuficientes desde que salen del cascarón. La genética nos da la razón, ya que por lo general suelen ser especies filogenéticamente menos avanzadas que las nidícolas.
Las nidícolas tienen un mayor desarrollo cerebral por varias razones:
En primer lugar, el no tener que preocuparse por su alimentación en las primeras etapas de vida les hace mas parecidos a los mamíferos, en el sentido de que pueden permitirse el lujo de nacer a un menor nivel de desarrollo, y acabar de formar su sistema nervioso ya bajo los estímulos del medio, gastando toda su energía en ello.
En segundo lugar, las dietas altamente energéticas (carne, semillas, insectos) que suelen tener estas especies, que les permite mantenerse con un menor volumen de alimento, por lo que no gastan tantos "recursos orgánicos" en la digestión.
En tercer lugar, el comportamiento de estas especies (caza en rapaces, sociedades en psitácidas) que precisa un mayor nivel cognitivo y premia a los que lo poseen.

Por otro lado, existen muchos tipos de aprendizaje. Dos de ellos son : Refuerzo positivo (recompensa) de las conductas que queremos mantener y refuerzo negativo (castigo) de las conductas que queremos que desaparezcan. Los animales de los zoos se acostumbran a los visitantes, porque tras múltiples pruebas comprenden que no suponen ninguna amenaza.Esto es, no hay refuerzo negativo ( no es necesaria la conducta de huida) pero tampoco hay un refuerzo positivo. En aves es algo mas dificil que se produzca este hecho.
¿Lorenz se equivocaba? No exactamente, simplemente fué demasiado generalista: Las aves si que pueden aprender despues del periodo de impronta, pero en mayor medida las nidícolas, y necesitan mucho mas un refuerzo positivo para oponerse al instinto.
Es decir, nuestras gallinas son nidífugas, y por lo tanto algo cortas de entendimiento. Pero ademas, no reciben ningun refuerzo positivo cuando aparece el depredador. Sus instintos les dicen "huye", y es cierto que tras múltiples pruebas no sucede nada malo, pero tampoco nada bueno. Ante este balance, prevalece el instinto, que a fin de cuentas lleva funcionando muchos miles de años. Por eso se estresan.
Ahora los periquitos:
Las psitacidas son las aves con mayor capacidad de aprendizaje y también las mas curiosas. Se compara la inteligencia de un Yako (loro gris de cola roja) con la de un niño de tres años. Por lo tanto, si que pueden aprender que tu mano no supone ninguna amenaza.
Lo único que tienes que hacer es ser minimamente constante (hacerlo todos los dias), acercarles la mano cada vez mas cerca, y darles un refuerzo positivo (pipa, si es que no la comen ya con su pienso) en cuanto se tranquilicen. Si logras que asocien tu mano, con la pipa, te habrás ganado dos nuevos amigos :)

Editado: Corregidos errores por generalizar, gracias a Ilaq

9 comentarios:

Illaq dijo...

Una observación, porque me parece que aquí no sólo hay simplificación, sino error conceptual: hay bastantes más "tipos de aprendizaje" que los que se producen mediante el refuerzo positivo y el refuerzo negativo... Puestos en el contexto del condicionamiento operante, la cuestión es bastante más compleja. Simplificando muchísimo, el refuerzo positivo no es la recompensa ni el refuerzo negativo es el castigo. Ambos refuerzos suponen recompensas: el primero, mediante la "entrega" de algo que "le guste" al sujeto; el segundo, mediante la "retirada" de algo que "no le guste" al sujeto. El castigo es la "entrega" de algo que "no le guste" al sujeto. Por otra parte, las aves sí pueden aprender mediante refuerzo negativo. Por otra parte, los estímulos no son ni positivos ni negativos, sino que, mediante su asociación con determinados refuerzos y por condicionamiento clásico llevan a la emisión de unas u otras conductas. Hasta luego.

Misslucifer dijo...

Muuuuuuuuuuuy interesante :D

Treiral_ dijo...

No puedo permitirme ser constante, solo los veia los fines de semana. Ya ni eso..

Sin embargo ahora puedo poner el ejemplo de mi gato... que el muy bobo no para de armarla con el agua porque se asombra de que no la ve pero ve algo XD

Ploncios dijo...

Mi gato también sirve de ejemplo.

Cada vez que araña el sillón le doy un refuerzo negativo pero lleva meses haciéndolo y no aprende...
¿Podrías dedicarle un post a los gatos?

Ñita dijo...

Ploncios:
Forra la superficie que suela rascar con papel albal. La primera vez que lo haga se le pondran los pelos de punta de la grima, y no creo que le queden muchas ganas de repetirlo :)
Ilaq: Muchas gracias por las puntualizaciones, y si que sabia lo que comentas. Me resulta complicadisimo intentar sintetizar sin generalizar demasiado, hacer accesible la información a todo el mundo y explicarlo todo sin hacer post kilometricos. Afortunadamente estais ahi, en los comentarios, para dejar claras las cosas.
Mil gracias de nuevo.

Shora dijo...

Me ha gustado mucho lo de las aves nidícolas y nidífugas y su relación con el aprendizaje.

Ahora me viene a la mente, la afirmación que dice que los peces en general sólo recuerdan lo que ha pasado hace menos de 5 segundos, ¿eso es cierto? Porque si fuera así, en ellos no existen ningún tipo de aprendizaje, ¿no?

Treiral_ dijo...

Pues aquí va mi caso, mi caso siente fascinación por el agua. Es natural, el agua es un elemento fascinante, pero es que llega al punto de volcar vasos y jarras de agua, XD además de mojarse las patas en su cacharro del agua antes de beberla XD
Lo mismo con la leche y cualquier otro liquido, jurjur, es fascinante xD

Anónimo dijo...

maldicion, este ordenador me esta volviendo loco, se cae la conexion cada X xD
borra el ultimo post (y este), lo pondre donde debe xD

vergonzoso dijo...

Shora: Parece que a los peces se le puede enseñar algunos trucos