lunes, julio 28, 2008

Pandemic II


He aquí un juego para dar salida al instinto de destrucción en la comodidad de vuestros hogares.
Se trata mas bien de una simulación en la cual tomamos el papel de un virus, bacteria o parásito (cada uno con sus ventajas e inconvenientes) con el sencillo objetivo de aniquilar a toda (TODA) la población del planeta.
A medida que nuestros seres se multiplican, se acumulan "puntos de mutación" que podemos gastar en aumentar la resistencia, las posibilidades de trasmisión (insectos, roedores...) o los síntomas que provoca la enfermedad.
Pero claro, muchos síntomas son evidentes, y los gobiernos comienzan a tomar medidas como cerrar sus aeropuertos, controlar el agua, desinsectaciones...que frenan nuestro avance por la dominación mundial.
El juego está gracioso, para jugar un par de veces. Eso si, como utilidad para la vida real, lo único que se aprende es que hay que mudarse a Australia o Nueva Zelanda. ¡¡¡¡No hay forma de que se infecten!!!!

Aquí está.

5 comentarios:

Caracol Asesino dijo...

A mí me pasó con Madagascar. La Pereirosis no llegó a contagiarlos, pero me salió mejor que a Tori. Imagina que tienes que repoblar el mundo a base de argentinos...

El Gato Vengador dijo...

Madagascar es el infierno, todo la población del mundo aniquilado menos los cohabitantes de los lemures... malditos ellos.

tenchizard dijo...

Anda que yo también, me había olvidado casi completamente de tu blog... por suerte tu también asi que no me he perdido nada XD
Es curioso que, para mi que juego a estas cosas desde la perspectiva munchkin del universo... resulta que si haces una enfermedad extremadamente efectiva, el juego se atasca. Porque claro, te cierran las fronteras de todos los paises y no hay manera de seguir...
pd:alaexa

teillu dijo...

En Kongregate hay guías y discusiones sobre el juego.

Si aún así el rey de Madagascar os sigue cerrando el puerto en cuanto oye toser a un brasileño, siempre se puede echar mano del CheatEngine...

Argentino dijo...

...Por que los Españoles son los mejores del mundo...pfffff